Blogia
Tiermes

Perfil del aire

Perfil del aire

Entre Soria y Córdoba todavía no hay línea de Alta Velocidad, pero hay conexiones mucho más eficaces que las de los trenes que nunca llegan, la amistad, por ejemplo.

José García Obrero es un poeta (aunque se ruborice) de Santa Coloma de Gramanet (aunque cordobés). José es un caso opuesto al mío en cuanto a su relación con la tierra: mientras que yo, desde Barcelona, idealizo a Soria y concretamente a la comarca de Tiermes, José decidió después de vivir en  Roma y Barcelona, volver a la tierra cordobesa. Nada es bucólico cuando se convierte en real, y a José le ha costado más de un año y un disgusto hacerse un hueco en la ciudad.

Cuando él volvía por Barna o yo bajaba a verle su nostalgia era siempre la misma: venir de dos ciudades con semejante vida cultural le pone las cosas difíciles a cualquier otra, pero Córdoba, además, parecía darle la razón a los versos de Lorca: “Córdoba, lejana y sola”: lejos de su esplendor remoto, sola y aburrida de sí misma.

No hay cosa peor que la nostalgia, y no hay mejor vacuna que construir, en tiempo presente, un futuro: que no hay vida cultural, me la invento. Y lo cierto es que sí la había, y a medida que su propio proyecto iba fraguando sobre las mesas de los bares, iba descubriendo lo que se ocultaba debajo de las ruinas.

Hace unos meses nació PDA, que no es un agenda electrónica, aunque lo parezca, sino las siglas de Perfil del Aire, poemario de Cernuda del que se ha servido el colectivo (porque el proyecto no es sólo de José) para dar nombre a su revista.

Con iniciativas como ésta se consiguen cosas, la capitalidad europea de la cultura en 2016, por ejemplo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres