Blogia
Tiermes

El becerro de oro y la bañera de bronce - VII

El becerro de oro y la bañera de bronce - VII

"La leyenda del "becerro de oro" retoma la imagen del ídolo del Antiguo Testamento y la aplica al mito del deseado oro de Tiermes. Esta leyenda, totalmente moderna, es conocida por los habitantes actuales de la comarca, que desconocen en cambio su reciente origen. Incluso, algunos la creen en parte. También es muy reciente (de los años 1930) la leyenda de la “bañera” de oro o bronce encontrada por el arqueólogo Blas Taracena mientras excavaba acompañada de su joven hija y un grupo de obreros de la zona. Según se cuenta, nada más apreciar Taracena el valor (se supone que monetario) de su descubrimiento, dio el día libre a sus obreros y quedó a solas con su hija junto al hallazgo. Naturalmente, al día siguiente el valioso objeto había desaparecido y los obreros no volvieron a ver “la bañera”, de la que Taracena nunca habló a nadie. Esta historia indica que para muchos lugareños de principios de siglo la labor de los arqueólogos era no documentar el yacimiento sino apoderarse de tesoros, de los que Tiermes estaban seguros rebosaba en sus entrañas."

Extraído de Gentes de Tiermes

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

el de tiermes -

yo no sé si lo que cuenta la rumorología es o no cierto, pero como dice el burguense, es un poco fuerte verter esas acusaciones sin unas pruebas más allá del 'a mi me dijo mi abuelo...' Me temo que los paisanos que fueron testigos de tal cosa, lo que tenían que haber hecho en su momento era denunciarlo. que sí, que ya lo sé, que de haberlo hecho en aquel momento los pobres seguro que eran unos pelagatos y la autoridad, o no les habría hecho caso o habría pedido comisión al supuesto chorizo. lo que sugiero es ponerle comillas a estas historias. todos los gremios tienen oportunidades para sacar beneficios (como biblioteario que soy les confieso que he devuelto libros con retraso... y no me han sancionado!!!), pero no creo que se pueda criminalizar a los campesinos de ser unos asesinos por haber existido un triste suceso en Puertourraco, ni a los arqueólogos de ladrones por haberse dado algún caso. y sí, si el río suena es que agua lleva, y más de un aprendiz de Indiana habrá ensuciado el buen nombre del gremio.
a todo esto, si alguien puede aportar información fehaciente sobre esta historia, que se sienta libre de hacerla pública, que yo no defiendo ni acuso, sólo quiero un poco de rigor, que para calumnia pastelera ya tenemos a los políticos.
sólo eso. un abrazo a todos y gracias por vuestras aportaciones.

Joanna -

La verdad es que en esos años el rigor arqueológico no es el que tenemos ahora, aún así aunque "robara" eso hizo una buena labor en otros sentidos que seguramente dan mas conocimiento que una bañera de oro. Cuando los arqueologos se quejan de los agujeros de los detectores lo hacen mas por estropear la estratigrafia que por el valor en si del objeto (seguramente incalculable). Y en la actualidad se da que arqueologos, archiveros, conservadores...sean los que se llevan cositas a casa más que nada por la accesibilidad, somos de carne y hueso y malos hay en todas partes, por eso es muy importante concienciar a todos arqueologos o no de que esos bienes son patrimonio de todos y que tenemos que estudiarlos, conservarlos y mostrarlos al mundo.

el de Berlanga -

Lujuria, Gula, Codicia,Ira, Envidia, Soberbia, Pereza y arqueología

Diario de un burgense -

Me parece un poco fuerte verter esas acusaciones sobre el arqueologo Blas Taracena...

Pero cuando el rio suena...

Diario de un burgense.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres